Desnudándome

07.09.2013

Hay tantas situaciones en la vida en las que desnudarse... Y creo que yo lo hago en todas ellas:

0- Me desnudo literalmente para estar en casa... me gusta la sensación, especialmente en verano, de circular por el piso sin nada que me cubra, ni ropa, ni zapatillas, sólo el roce de mi suave piel.

1- Me "desnudo" metafóricamente en mi entorno laboral oficial. Es muy dificil de explicar sin dar detalles concretos, pero siento que hago uso en muchas ocasiones de mis armas como persona, y en ocasiones de mis armas de mujer, para hacer más eficientemente mi trabajo. Y la mayoría de las ocasiones, tienes que desnudarte antes...

2- Me desnudo con mis compañeros de trabajo, con quienes tantas horas paso a diario, les cuento pinceladas de mi vida personal oficial, me desnudo revelando percepciones, impresiones y opiniones sobre lo que ocurre en el trabajo...

3- Me desnudo con amigos, les muestro las cosas del trabajo que a los compañeros no les cuento, me expreso con más libertad sobre mi vida personal.

4- Me desnudo con la familia. Me abro de mente y corazón y les cuento mis alegrías y preocupaciones sin preocuparles a ellos.

5- Me desnudo con amantes, principalmente de cuerpo, de alma algo menos salvo cuando se trata de confidencias morbosas pasadas e impersonalizadas... Me desean, me desnudan, me disfrutan. Y es todo recíproco.

6- Me desnudo en la webcam, literalmente, voy quitándome la ropa poco a poco, jugando y dejándome llevar, desnudo mi voz para que puedas oirme gemir, logrando que me desees con esa mezcla de impotencia que da tenerme al otro lado de la pantalla y el disfrute por la imagen.

7- Me desnudo con mis clientes. Me desnudo para meterme en la cama y me desnudo dentro, entregándome totalmente. Quiero ser la mejor imagen que tengan en la mente en una temporada, forjada por las sensaciones, no solo por la vista. Tienen con ellos a una mujer desnuda, por nombre Marina, de profesión Escort, de quien los 5 primeros grupos de este post nada saben.

Y por último... me desnudo en este blog.

Me encanta desnudarme... De pequeños todos hemos jugado en la playa sin bañador, y hasta muchos años después no hemos dado el paso de nadar sin tela alguna que nos cubriera

¿Por qué?

¿Ya no recordamos lo libre que se siente uno desnudo?

Marina