Renacimiento

25.08.2016

Lo divertido de tener una personalidad inquieta (sea A o B, horizontal o vertical, X o Z...) es que puedes hacer con ella lo que te apetezca con relativa frecuencia. Reinventarte, aniquilarla, crecer, menguar...

Yo vuelvo a dar un paso más en el día de hoy. Me hago mayor y me gano llevar apellido: Costa, my name is Costa. Y esta puesta de largo requería como mínimo ir acompañada de un nuevo blog (si bien con los post que albergaba antaño la web de marinaescortmadrid.com) y una estupendísima web redesarrollada por Pablo. La web es muy parca en contenidos, ¡para la prosa ya tenemos todos el blog! La web incluye la información más práctica y objetiva para la toma de una decisión tan importante como es la de darse un revolcón (o unos cuantos) conmigo.

Ahora bien, por mucho que yo me reinvente, ciertas cosas no cambian, y no me cabe duda alguna de que en cuanto publique el anuncio con la dirección de mi web recibiré un aluvión de llamadas de graciosillos pidiendo información, tarifas, zona por dónde recibo... (yo NO recibo) como si fuera una chica nueva. Vuestra mala suerte es que no lo soy, y sé identificar perfectamente la llamada hecha por aburrimiento como la que denota un verdadero interés. Así que, no os lo pido por mí, os lo pido por vosotros: no perdáis el tiempo, que hace muy bueno como para malgastarlo con estas tonterías.

Esta nueva etapa de plenitud de Marina Costa ha sido objeto de un concienzudo estudio: qué quiero hacer, con quién quiero hacerlo, cuándo quiero hacerlo. Ofrezco 5 tipos de servicios distintos de los cuales 3 son compartiendo morbo y ganas con Pablo porque ver, tocar y sentir a una pareja liberal y liberada es una experiencia que nadie con dos dedos de frente debe dejar escapar. Ya te contaré más en profundidad...

Por el momento, este es hoy mi renacimiento. ¡Espero soplar muchas velas con vuestra ayuda!

Marina C.